Ir al cole puede ser divertido

pers_cole00

Todo empezó con un pequeño árbol medidor para el pasillo de infantil.
Pero el árbol íba creciendo y con el las ideas. Al árbol le salieron ramas, pelotas y niños. Detrás salió el sol y volaron los pájaros y las cometas. Y pasó de ser el medidor de infantil a convertirse en un mural a la entrada del colegio. Eso sí, con un medidor, para que los niños sepan hasta donde se puede llegar en un colegio tan divertido.

pers_cole1

pers_cole2

¿Y ahí quedó todo? Pues no, porque aún encontramos un hueco libre en la puerta del cole y decidimos ocuparlo con algo especial:
pers_cole3

Si tú también tienes una idea de decoración (y educación) para tu colegio o ludoteca, escríbenos a info@kideco.es.

por Kideco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =