Vacaciones en el mar

 

Eran las diez de la noche y la princesa Ysi no paraba de dar vueltas en la cama.
Lo había intentado todo, había contado ovejas, había saltado 100 veces, había leído…pero nada.
Cada vez que cerraba los ojos su cabecita rubia empezaba a pensar en lo que le esperaba al día siguiente. Y es que por primera vez en su vida Ysi iba a ver el mar.

Hasta ahora sus vacaciones consistían en visitar a sus distintas primas iendo de castillo en castillo por toda Europa, pero este año su prima Esther iba a pasar sus vacaciones en la playa y había invitado a Ysi.
Cuando recibió la carta se volvió loca de alegría. Se pasó tres días corriendo y gritando a los cuatro vientos que por fin iba a conocer el mar. Sin embargo ahora que se acercaba la fecha empezaba a tener dudas.
Según sus libros el mar podía ser muy peligroso. En sus profundidades había cientos de barcos hundidos y miles de personas habían desaparecido entre las olas o arrastradas por la corriente.
– Buff, ¿me tragará a mi también el mar? ¿me picará una medusa? ¿me morderá un tiburón?…

Estaba tan nerviosa que a eso de la media noche se levantó y decidió añadir unas cuantas cosas a la maleta.
– Unas botas de agua, para que no me pinchen los cangrejos. Un mono de nieve, para que no me piquen las medusas, una vieja espada del abuelo, por si tengo que defenderme de los tiburones…
Y añadió también una cantimplora, un tirachinas, una caja de petardos y tantas tantas cosas que apenas podía cerrar la maleta y mucho menos cargar con ella.
– Pero ¿qué diantres has metido aquí? Preguntó el dragón ___ cuando le ayudó a llevar la maleta hasta el carruaje. – ¡Parece que hayas metido una armadura! – Vaya, pensó Ysi, una armadura es justo lo que necesitaba para ir a la playa ¿por qué no se me habrá ocurrido antes? Seguro que todos los niños llevarán una armadura…Pero ya no había tiempo, tendría que apañarse con lo que tenía.

El viaje en carruaje era largo paro Ysi se lo pasó durmiendo ¿adivináis por qué?
Pues claro, Ysi no había dormido en toda la noche haciendo su maleta y ahora estaba tremendamente cansada.
Al abrir de nuevo los ojos creyó que seguía soñando pues delante de ella apareció el paisaje más hermoso que había visto en su vida. Una larga playa de arena blanca se alargaba frente a ella hasta la orilla turquesa y un mar azul lanzaba destellos de plata bajo el sol.
En la orilla su prima esther la saludaba alegremente invitándola a acercarse. Ysi no lo dudó ni un segundo. Lanzó sus zapatos al aire y corrió hasta la orilla metiendo sus pies descalzos en el agua. De nada sirvieron la espada, el tirachinas o las botas de agua. Ninguno de aquellos tratos le hicieron falta para disfrutar de unas vacaciones que fueron las más felices de su vida.

El mundo de la princesa

Mundo princesas

Fotoblog_fotoCarnet_Canela LA PRINCESA CANELA: Es un niña pelirroja, risueña y de cara dulce y sonrosada. Lleva una pequeña corona que a menudo se le cae y pierde por el jardín. A veces lleva un zapato de cada color, enseguida sabréis por qué. La princesa Canela tiene un gran secreto que muy pocos conocen. Usa gafas y le sientan muy bien pero a ella le da verguenza llevarlas y siempre anda escondiéndolas, por eso no hay día que no tropiece con algo, y claro se ha ganado la fama de ser un poco torpe.
Vive en un precioso castillo que construyó su padre para ella. Su madre al nacer la princesa llenó el castillo de flores y su padre construyó una gran clarabolla de cristal en la estancia de su hija para que ella pudiera ver las estrellas y la luna desde su cama. Todas las noches le leía novelas, no siempre recomendables para una niña y por eso ella adora los libros de aventura.
Fotoblog_fotoCarnet_Dragón-111x130 Sir LUTIER: Este dragón grande de color gris es el más fiel amigo de la princesa y su gran protector. Algo serio, amable y algo chapado a la antigua ya que tienen 530 años. El señor Lutier le enseña a la princesa todo lo que sabe y ella es una alumna estupenda que disfruta aprendiendo matemáticas, geografía o historia.
Era el dragón más valiente de palacio y el preferido del rey, por eso a veces hace de padre gruñón, serio y firme. No le gusta la aventura (ya ha tenido demasiadas) y siempre intenta reprimir el espíritu aventurero y curioso de la princesa, aunque a veces no puede evitarlo.
Pero cuidado, cuando Sir Lutier se enfada puede ser el más peligroso y fiero de todas las criaturas. Y lo más curioso de el es que cambia de color según el humor que tenga. Cuando está tranquilo puede estar verde o azul. Cuando se enfada es rojo y escupe fuego. Cuando siente el peligro se vuelve casi negro y cuando se se ríe (que no es muy amenudo) se vuelve amarillo.
Fotoblog_fotoCarnet_Espejo-111x130 MUNA: Un espejo creado por las hadas del bosque en honor al nacimiento de la princesa.
Del hada de las flores tiene su dulzura, del hada de los árboles tiene su sabiduría y del hada del agua tiene su bondad.
Ella escucha mucho más de lo que la princesa le cuenta, sabe leer en sus ojos y en su corazón, pero no puede salir del palacio, asi que la princesa y el resto de pequeños habitantes del castillo le cuentan todo lo que ocurre en el exterior.
Muna es muy inteligente y le dará a la princesa los consejos de una madre.
Fotoblog_fotoCarnet_ConejoRufus LOLO: Un animalillo alegre y simpático que anda siempre entrando y saliendo de castillo. Siempre tiene hambre (es gordito). El le cuenta a la princesa todo lo que ocurre fuera del castillo y buscando nuevas pistas para encontrar la fórmula mágica que traerá de vuelta a los padres de Canela.
No tiene miedo a nada, ni siquiera a los enfados del dragón con quien nunca está de acuerdo. Discuten por todo y su caracter inquieto y rebelde saca de quicio al dragón y divierte enormemente a la princesa.
Fotoblog_fotoCarnet_Lolo RUFUS: Es el hermano de Lolo pero son completamente diferentes. Un conejo tímido y bastante miedica.
Cuando salen del castillo, suele esconderse debajo de una planta. Canela y Lolo le protegen y le cuidan. Aunque en más de una ocasión el pequeño Rufus será de gran ayuda para este grupo de intrépidos amigos.
Fotoblog_fotoCarnet_Unicornio RIGOBERTO: Este unicornio es la pera. No es para nada el unicornio agil y hermoso que aparece en todos los cuentos, sino todo lo contrario. Rigoberto es paticorto y un poco gordo, pero no encontraréis un ser tan extravagante, divertido y mágico como el. No para en el castillo. Se pasa la vida viajando por el mundo y pocas veces aparece.
Tiene poderes pero es joven y no tiene muy claro como se usan de modo que cuando dirige su cuerno al objetivo nunca ocurre lo que el espera.
Fotoblog_fotoCarnet_Pajaritos-111x130 PAJARITO Y PAJARITA: Viven en uno de los tejados del castillo. Tienen muchos hijos tragones que pían sin parar, y cuando llega la hora del té o cuando se hartan del bullicio salen volando y se esconden en el cuarto de la princesa. Ellos son unos buenos consejeros y observadores. Animan a la princesa con sus charlas y siempre ayudan cuando hace falta.
Fotoblog_fotoCarnet_BrujaJa La Bruja Ja: Es una bruja presumida a la que le gusta dar fiestas de monstruos.
Lleva vestido morado! zapatos de Aladino, pelo rizado rojo y largo, típico sombrero de bruja (con bufanda de rayas) y su mascota es un murciélago que cuelga boca abajo de su escoba.
Vive bajo un árbol con un montón de gatos de aspecto cuadrado (son gordos y bastante aburridos)
 Fotoblog_fotoCarnet_Canela ¿Dónde está la familia de Canela?: Cuando Canela tenía 6 años, un viejo hechicero, mediante un encantamiento maligno, envió a sus padres a un reino muy lejano del que todavía no han conseguido volver. La única forma de regresar es encontrar la fórmula mágica que deshaga el encantamiento. Canela sabe que la fórmula no puede andar lejos y cada día se embarcará en nuevas aventuras para encontrarla y traer de vuelta a sus padres. Pero no está sola en la búsqueda, sus fieles y valientes amigos le ayudarán.