Ir al cole puede ser divertido

pers_cole00

Todo empezó con un pequeño árbol medidor para el pasillo de infantil.
Pero el árbol íba creciendo y con el las ideas. Al árbol le salieron ramas, pelotas y niños. Detrás salió el sol y volaron los pájaros y las cometas. Y pasó de ser el medidor de infantil a convertirse en un mural a la entrada del colegio. Eso sí, con un medidor, para que los niños sepan hasta donde se puede llegar en un colegio tan divertido.

pers_cole1

pers_cole2

¿Y ahí quedó todo? Pues no, porque aún encontramos un hueco libre en la puerta del cole y decidimos ocuparlo con algo especial:
pers_cole3

Si tú también tienes una idea de decoración (y educación) para tu colegio o ludoteca, escríbenos a info@kideco.es.

Cabeceros felices, sueños felices

pers_cabecero00

¿Con qué sueñan los niños? Sueñan con animales peligrosos, con aventuras de exploradores, con un viaje por el espacio, o sueñan con castillos y princesas. Todos sus sueños merecen un lugar especial.

pers_cabecero1

En Kidecó creamos cabeceros en diferentes materiales, aunque nuestro protagonista es el PVC espumado, por su ligerereza, resistencia y limpieza. Los colores dan vida a la habitación del niño y llenan sus noches de sueños felices.

W521-6

Y tu hijo ¿con qué sueña?

Por cierto, ¿sabes que puedes proteger algo más que la cabecera de la cama?
pers_cabecero3

Escríbemos a info@kideco.es y te mostraremos otras formas de decorar y proteger su sueño.

Escaparates que cuentan cosas

pers_escaparate00

El escaparate es una de las mejores armas de un comercio. Esta prestigiosa librería infantil sabe como atraer a su público, y lo hace empezando por sus escaparates. De detenerse a mirar, a decidirse a entrar hay sólo un paso.
pers_escaparate1

Dibujo y realidad se mezclan convirtiendo este escaparate en el dormitorio de un niño. Libros en las estanterías, libros sobre la cama, libros en la alfombra, y personajes de cuento que se escapan por toda la habitación.

pers_escaparate2

Los personajes se fabricaron en PVC espumado. El fondo del escaparate se realizó en cartón microondulado.

pers_escaparate3

Un fondo de piratas y princesas para un escaparate lleno de propuestas para los niños. Sólo con mirarlo empieza la aventura.

Recuerda: aunque soñamos como niños, creamos para todas las edades.

Si tú también buscas darle un nuevo aire a tu negocio con un diseño realmente original, escríbemos a info@kideco.es.

Murales, ¡menuda idea!

pers_murales00

Piratas surcando los mares, fondos marinos llenos de peces exóticos, castillos de princesas, astronautas y ovnis flotando en el espacio… Es curioso como un mural puede convertir una habitación sencilla en un mundo genial!.

pers_murales1

“Podría pasarme horas y horas tumbada en la cama mirando mi mural de princesas. No puedo levantarme sin haber pasado por el lago de los cisnes y haber saludado al príncipe en su caballo.” Ariadna

pers_murales3

En Kidecoración podemos adaptar el diseño a cualquier tamaño y forma de pared. El material es limpio, resistente y seguro. Los colores permanecen siempre brillantes.

pers_murales2

Además como los murales se dividen en paneles verticales, en caso necesario pueden diseñarse para ser colocados adaptados a la forma del dormitorio y a la colocación de los muebles.

pers_murales4

Si quieres más información sobre murales, ponte en contacto con nosotros en
info@kideco.es.

Vacaciones en el mar

 

Eran las diez de la noche y la princesa Ysi no paraba de dar vueltas en la cama.
Lo había intentado todo, había contado ovejas, había saltado 100 veces, había leído…pero nada.
Cada vez que cerraba los ojos su cabecita rubia empezaba a pensar en lo que le esperaba al día siguiente. Y es que por primera vez en su vida Ysi iba a ver el mar.

Hasta ahora sus vacaciones consistían en visitar a sus distintas primas iendo de castillo en castillo por toda Europa, pero este año su prima Esther iba a pasar sus vacaciones en la playa y había invitado a Ysi.
Cuando recibió la carta se volvió loca de alegría. Se pasó tres días corriendo y gritando a los cuatro vientos que por fin iba a conocer el mar. Sin embargo ahora que se acercaba la fecha empezaba a tener dudas.
Según sus libros el mar podía ser muy peligroso. En sus profundidades había cientos de barcos hundidos y miles de personas habían desaparecido entre las olas o arrastradas por la corriente.
– Buff, ¿me tragará a mi también el mar? ¿me picará una medusa? ¿me morderá un tiburón?…

Estaba tan nerviosa que a eso de la media noche se levantó y decidió añadir unas cuantas cosas a la maleta.
– Unas botas de agua, para que no me pinchen los cangrejos. Un mono de nieve, para que no me piquen las medusas, una vieja espada del abuelo, por si tengo que defenderme de los tiburones…
Y añadió también una cantimplora, un tirachinas, una caja de petardos y tantas tantas cosas que apenas podía cerrar la maleta y mucho menos cargar con ella.
– Pero ¿qué diantres has metido aquí? Preguntó el dragón ___ cuando le ayudó a llevar la maleta hasta el carruaje. – ¡Parece que hayas metido una armadura! – Vaya, pensó Ysi, una armadura es justo lo que necesitaba para ir a la playa ¿por qué no se me habrá ocurrido antes? Seguro que todos los niños llevarán una armadura…Pero ya no había tiempo, tendría que apañarse con lo que tenía.

El viaje en carruaje era largo paro Ysi se lo pasó durmiendo ¿adivináis por qué?
Pues claro, Ysi no había dormido en toda la noche haciendo su maleta y ahora estaba tremendamente cansada.
Al abrir de nuevo los ojos creyó que seguía soñando pues delante de ella apareció el paisaje más hermoso que había visto en su vida. Una larga playa de arena blanca se alargaba frente a ella hasta la orilla turquesa y un mar azul lanzaba destellos de plata bajo el sol.
En la orilla su prima esther la saludaba alegremente invitándola a acercarse. Ysi no lo dudó ni un segundo. Lanzó sus zapatos al aire y corrió hasta la orilla metiendo sus pies descalzos en el agua. De nada sirvieron la espada, el tirachinas o las botas de agua. Ninguno de aquellos tratos le hicieron falta para disfrutar de unas vacaciones que fueron las más felices de su vida.

Re-Imaginando Kidecó

Reimaginando Kidecó

Kidecó es el resultado de una pequeña aventura que comenzó hace dos años y que poco a poco fue tomando forma. El proyecto que empezó como una diversión, fue convirtiéndose en algo serio, si es que hablar de niños y dibujos puede ser algo serio. Pero sí, aquella idea fue cogiendo sitio, no sólo en nuestras casa, donde princesa, leones y piratas empezaban a acampar por los pasillos, sino también en nuestros corazones. Y es que Kidecó se había vuelto, sin apenas darnos cuenta, en algo que acaparaba toda nuestra atención y nuestro tiempo. Nuestro pequeño proyecto había crecido y veíamos que aquel pijama que le habíamos puesto al nacer, ya le quedaba demasiado pequeño y decidimos que había llegado el momento de salir a comprarle ropa nueva, y así comenzó para nosotros y por segunda vez una nueva ilusión por reproyectar Kidecó.

Para empezar nos reunimos con Mariano y Dani de “MEJOR” que nos cogieron a nosotras, a nuestras princesas, y a nuestra vieja web y nos agitaron hasta que no quedó nada en nuestros bolsillos. Nos llevaron de nuevo hasta el comienzo del camino y nos enseñaron como hacer kidecó más bonito, por dentro y por fuera.

Nuestra ilustradora María ya no estaba sola, nuevos ilustradores se unieron a nosotros durante los siguientes meses para ayudarnos a crear a nuestros nuevos personajes y protagonistas de nuestras historias. ¡Más alto, más bajo, más rubio, más divertido, más pecas! Y ese castillo… uff que difícil fue construir el castillo.

Nuestros diseñadores web revolvieron entre todas las plantillas de wordpress hasta conseguir una tienda que funcionara mejor que el corte Inglés.

Yo me dediqué, con la ayuda de María, a inventar las diferentes personalidades, los amigos y las historias de cada uno de nuestros personajes, que de hoy en adelante nos acompañarán, no sólo en forma de decoración sino de cuentos y aventuras. Hoy cada personaje tiene un nombre y una vida. Ellos y nosotros estamos deseando que vosotros y vuestros hijos nos acompañéis en cada una de estas aventuras.

Hoy podemos decir que ya está aquí el nuevo Kidecó. Un espacio feliz dedicado a crear un mundo para cada niño, porque cada niño…es un mundo.

Las puertas mágicas del Ratoncito Pérez

Todos los niños españoles han pasado o pasarán por el momento de creer en la magia del Ratoncito Pérez y dejarle su diente bajo la almohada para que este se lo lleve y le deje a cambio una moneda o un regalo.

Los niños saben que existe, pero ¿dónde vive el ratoncito Pérez? Su casa está en el centro de Madrid capital, sin embargo para llegar desde allí a cualquier sitio del país utiliza unas puertas mágicas que algunos papás colocan en la habitación de los niños.
De esta forma el Ratoncito Pérez no tendrá que recorrer cientos de kilómetros cada noche para recoger los dientes, sino que utilizará su magia para hacer que las puertas se abran al llegar.

Hay puertas diferentes, las hay más sencillas y más elegantes, y aunque aunque a primera vista no pueden abrirse, cuando llegue el momento el ratoncito Pérez sabrá como hacerlo.
Y es que al otro lado de estas puertas está la auténtica residencia de nuestro pequeño amigo Pérez.
También podemos fabricarlas en PVC.

Si quieres tener en casa la puerta del Ratoncito Pérez puedes contactar con
info@kideco.es.

Cada ilustrador es un mundo

Cada  ilustrador es un mundo

Fotoblog_ilustradores_Sergio

Sergio: El mundo submarino. Sergio empezó dibujando serios personajes con barba y casaca y acabó dibujando submarinos de colores y peces con pinta de muffin. Sergio se adapta a todo y es el buen rollo en persona. Se ríe mientras dibuja y se imagina la vida de sus personajes mientras los crea. Tenemos un camaleon con escafandra, una medusa con pinta de niña pija y una niña con peces en el pelo. Por eso el mundo submarino de Sergio tiene toda la vida y color que cabría esperar en el divertido mundo marino.

Fotoblog_ilustradores_Esperanza

Esperanza: El mundo de los animales. Qué facilidad para crear. Y qué facilidad para subirse a los árboles. Y es que a Esperanza es fácil encontrártela subida a la silla con postura de león mosqueado, o colgada de una lámpara estudiando las posturas del mono. Y así ha creado ella a todos nuestros animales de la jungla. Una cebra un poco macarra, una hipopótama presumida, un mono chistoso y todo un grupo de animales que convertirán la vida de nuestros hijos en toda una aventura africana.

Fotoblog_ilustradores_Celia

Celia: El mundo de las princesas. Celia llegó con su dulzura y su aspecto de niña buena y formal, a llenar nuestro estudio de flores y princesas. Le pedimos que fuera rubia, a todas las niñas les gustan las princesas rubias pero la princesa Canela le dijo a Celia que ella quería ser pelirroja, y Celia nos convenció.
Se pueden pintar princesas mientras se escucha de fondo a Les Luthiers? supongo que sí. Celia dibuja dragones mientras se ríe de Warren Sanchez. Y por eso nuestro mundo de princesas es más divertido y la princesa Canela es mucho más feliz. Celia todavía no lo sabe pero el dragón de nuestro cuento se llamará Sir. Luther en honor a su origen.

Zuzanna: El Mundo pirata. En el futuro no nos extrañaría encontrar los diseños de Zuzanna en cualquier galería de Londres. Esta joven ilustradora nos sorprendió con un estilo de ilustración completamente inesperados. Te gusta? Sí, bastante, es raro, me encanta!! Ella eligió su tema desde el principio. Piratas! Y en una semana Turpin, y toda su tripulación ya estaban navegando en busca de algún tesoro. Sus diseños llenan de frescura y personalidad cualquier espacio.

Alba: El mundo bebé. Esta chica dulce y callada, empezó dibujando chiquitito ´con un lápiza que pintaba tan fino que apenas se veían los dibujos. Un día se levantó con ganas de pintar con un rotulador de carpintero y empezó a crear animales de puntos y rayas, y empezó a hacer mariposas con alas de mosca y forma de salchicha, y dibujó un lobo sentado a la luz de luna, y un cocodrilo rosa y mil cosas bonitas que acabaron por formar un nuevo mundo con el que no contábamos. El mundo bebé. Pero como todo lo que tenemos en Kidecó, este es un mundo fresco, divertido y colorido.