Las puertas mágicas del Ratoncito Pérez

Todos los niños españoles han pasado o pasarán por el momento de creer en la magia del Ratoncito Pérez y dejarle su diente bajo la almohada para que este se lo lleve y le deje a cambio una moneda o un regalo.

Los niños saben que existe, pero ¿dónde vive el ratoncito Pérez? Su casa está en el centro de Madrid capital, sin embargo para llegar desde allí a cualquier sitio del país utiliza unas puertas mágicas que algunos papás colocan en la habitación de los niños.
De esta forma el Ratoncito Pérez no tendrá que recorrer cientos de kilómetros cada noche para recoger los dientes, sino que utilizará su magia para hacer que las puertas se abran al llegar.

Hay puertas diferentes, las hay más sencillas y más elegantes, y aunque aunque a primera vista no pueden abrirse, cuando llegue el momento el ratoncito Pérez sabrá como hacerlo.
Y es que al otro lado de estas puertas está la auténtica residencia de nuestro pequeño amigo Pérez.
También podemos fabricarlas en PVC.

Si quieres tener en casa la puerta del Ratoncito Pérez puedes contactar con
info@kideco.es.

El mundo Pirata

Mundo pirata

 

Turpin, mundo piratas TURPIN: Este muchacho de cara pecosa y simpática es nuestro pequeño capitán pirata.
Es  risueño y bonachón. Muy inquieto, ingenioso y… demasiado valiente. Siempre está buscando nuevas aventuras y líos en los que meterse.
Pero Turpin es, además, tremendamente despistado. Continuamente equivoca el rumbo aunque nunca se da cuenta. A lo mejor decide ir al Polo Norte y cuando llega se pregunta porque hay jirafas en el Polo… pero en lugar de darle vueltas al asunto, sonríe y se adentra a descubrir el nuevo mundo. Su amigos más fieles, su extraña tripulación, con quienes juega, trabaja y aprende. Cuando no tiene nada que hacer limpia su barco, lava la ropa y canta. Cuida mucho a su barco “Sueños de Pirata” con quien habla como si fuera uno más de la tripulación. El y las estrellas guían a Turpin por el mundo descubriendo cada día nuevos lugares, personajes y aventuras.
Fotoblog_fotoCarnet_Carcabal-150x150 CARCABAL: Un abuelo vejete y simpatico de gran bigote y barba blanca. Lleva un sombrero algo roto de viejo capitán y lo que un día fuera una elegante casaca pero que hoy se ve vieja y llena de parches. Tiene la pata de palo, como todo buen pirata, y un parche en el ojo (aunque ve perfectamente).
Carcabal es valiente y sobretodo fanfarrón. Presume continuamente de su hazañas de antaño. Dice haber sido el más temible pirata. Aunque como esta mayor suele quedarse dormido en medio de una pelea o se le va la cabeza en el momento menos oportuno. Pasa su tiempo muerto durmiendo o jugando a las cartas (por supuesto hace trampas).
Fotoblog_fotoCarnet_Bribon-150x150 BRIBÓN: Es un loro tropical de color azul. Un loro pirata, con un aspecto muy pirata. Tiene un parche en el ojo y un pañuelo pirata en su cabeza.
Es el más valiente, el más cabal y el más serio del barco. Es altivo y cree que si no fuera por el, Turpín y el resto de la tripulación ya estarían en fondo del mar o enterrados bajo la palmera de alguna isla remota. Sobrevuela el barco y los alrededores siempre vigilando el horizonte. Se entera de todo porque tiene amigos (de todas las especies de aves) que le traen noticias de todo el mundo.
Fotoblog_fotoCarnet_Flotin-150x150 FLOTIN: De aspecto simpático. Es un pequeño ratón marinero pirata. Tiene unas enormes orejas. No lleva camiseta., sólo chaleco y pantalón roto. Un ratón alegre y bromista. Aventurero y provocador. Siempre en busca de aventuras. Ayuda siempre a Turpin a salir de los líos y juega a las cartas con Carcabal. Es muy listo pero es muy impulsivo y no simpre acierta con sus consejos, lo que saca de quicio al Loro Bribon con quien no termina de llevarse bien…El siempre le provoca.
Aunque no está gordo (ya que se mantiene en forma), siempre tiene hambre y no para de comer. Por eso suele andar por la cocina ayudando a la cocinera Macanuda, esperando que algo le caiga en la barriga.
Pero lo más curioso es que a Flotin no le gusta nada el agua y tiene tanto miedo a caerse y ahogarse que siempre arrastra un flotador. Lo lleva atado de una cuerda y lo arrastra por todas partes. La razón de vivir en un barco es que un día entro siguiendo el aroma de un delicioso grullere y cuando quiso salir ya estaba embarcado.
Fotoblog_fotoCarnet_Juanita-150x150 JUANITA MALASHIERBAS: Hija de una pareja de indígenas caribeños. Su padre era jefe de la tribu y su madre era hechicera. Ella le enseñó mucho sobre el poder curativo o letal de las hierbas, le habló de raices y flores que crecían en tierras lejanas. En su infancia conoció a unos Bucaneros que atracaron en su isla en busca de un tesoro. Desde entonces soñaba con tener su propio barco y recorrer el mundo en busca de esas tierras y esas flores y hierbas extrañas. Siendo todavía una niña un huracán arrasó la isla y sólo ella y su perro Tatán sobrevivieron. Con esfuerzo y los restos de una cabaña construyó un pequeño barco al que todos conocen por “La Calamidad” y es que cada dos por tres, Juanita tiene que achicar el agua de este barco que tiene más parches que madera.Juanita es alegre y optimista. Es independiente y aventurera. Aunque tiene un caracter tranquilo y dulce. Siempre tiene para quien lo necesite buenos consejos y medicinas, recuerdos de su vida en la tribu. Turpin y su tripulación se encontrarán amenudo con Juanita tirada en medio del mar, arreglando, achicando o remendando su barco.
MACANUDA: En realidad se llamaba Mangalinda Piconuda pero la llamaban Macanuda en honor a sus deliciosos guisos. Una mujer a la que habían rescatado en una isla donde unos indígenas la habían metido en una gran olla (donde apenas cabia) junto a unas cuantas frutas y verduras… Ella afirmaba ser una duquesa italiana. Sin embargo cuando le ofrecieron devolverla a su hogar, ella se negó rotundamente. Según afirmaba en Italia le esperaba una vida aburrida llena de meriendas de te y pastas con un montón de mujeres más charlatanas que ella. ¡Y ya tenían que ser charlatanas!, porque Macanuda era la mujer más habladora de mundo. Gordita y dispuesta, alegre y cantarina. Disfrutaba cocinando y recorriendo los mercados del mundo en compañía de sus nuevos amigos. Nunca se había sentido tan necesaria y libre.

Cada ilustrador es un mundo

Cada  ilustrador es un mundo

Fotoblog_ilustradores_Sergio

Sergio: El mundo submarino. Sergio empezó dibujando serios personajes con barba y casaca y acabó dibujando submarinos de colores y peces con pinta de muffin. Sergio se adapta a todo y es el buen rollo en persona. Se ríe mientras dibuja y se imagina la vida de sus personajes mientras los crea. Tenemos un camaleon con escafandra, una medusa con pinta de niña pija y una niña con peces en el pelo. Por eso el mundo submarino de Sergio tiene toda la vida y color que cabría esperar en el divertido mundo marino.

Fotoblog_ilustradores_Esperanza

Esperanza: El mundo de los animales. Qué facilidad para crear. Y qué facilidad para subirse a los árboles. Y es que a Esperanza es fácil encontrártela subida a la silla con postura de león mosqueado, o colgada de una lámpara estudiando las posturas del mono. Y así ha creado ella a todos nuestros animales de la jungla. Una cebra un poco macarra, una hipopótama presumida, un mono chistoso y todo un grupo de animales que convertirán la vida de nuestros hijos en toda una aventura africana.

Fotoblog_ilustradores_Celia

Celia: El mundo de las princesas. Celia llegó con su dulzura y su aspecto de niña buena y formal, a llenar nuestro estudio de flores y princesas. Le pedimos que fuera rubia, a todas las niñas les gustan las princesas rubias pero la princesa Canela le dijo a Celia que ella quería ser pelirroja, y Celia nos convenció.
Se pueden pintar princesas mientras se escucha de fondo a Les Luthiers? supongo que sí. Celia dibuja dragones mientras se ríe de Warren Sanchez. Y por eso nuestro mundo de princesas es más divertido y la princesa Canela es mucho más feliz. Celia todavía no lo sabe pero el dragón de nuestro cuento se llamará Sir. Luther en honor a su origen.

Zuzanna: El Mundo pirata. En el futuro no nos extrañaría encontrar los diseños de Zuzanna en cualquier galería de Londres. Esta joven ilustradora nos sorprendió con un estilo de ilustración completamente inesperados. Te gusta? Sí, bastante, es raro, me encanta!! Ella eligió su tema desde el principio. Piratas! Y en una semana Turpin, y toda su tripulación ya estaban navegando en busca de algún tesoro. Sus diseños llenan de frescura y personalidad cualquier espacio.

Alba: El mundo bebé. Esta chica dulce y callada, empezó dibujando chiquitito ´con un lápiza que pintaba tan fino que apenas se veían los dibujos. Un día se levantó con ganas de pintar con un rotulador de carpintero y empezó a crear animales de puntos y rayas, y empezó a hacer mariposas con alas de mosca y forma de salchicha, y dibujó un lobo sentado a la luz de luna, y un cocodrilo rosa y mil cosas bonitas que acabaron por formar un nuevo mundo con el que no contábamos. El mundo bebé. Pero como todo lo que tenemos en Kidecó, este es un mundo fresco, divertido y colorido.